miércoles, 23 de noviembre de 2016

Recuerdo en gris

Despertar de la memoria como quien despierta de la fiebre. Estoy viva y entre la vida que doblo y guardo en el cajón de la mesita estás tú, hecho de gris vibrante, no triste ni agónico gris de caída de sol, gris vivo de luz transparente que deja ver mi silueta. Eres gris y blanco, con tu piel derramándose en mis manos e hiriéndome en lo más profundo. 
Nadie me prohibió pensar, por eso vivo de limosnas, porque no se me olvida nada. Lo importante de este amor es la nostalgia, lo que tuve y viví sin esperanza. Me pregunto cómo fue posible. Tal vez me responda el gris en el que me miré y no vuelva a ver con estos ojos de hoy, ojos sin nosotros, condenados a ver la vida de otros. Me siento prisionera de todo lo que fue y no fue,  pero qué más da.
Gris y blanco, entre la memoria y la vida.
Bajo licencia SafeCreative.

Foto gentileza de mi amigo Julian Moyano Hidalgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diviértete en Casa Encantada y déjame un lindo comentario. Aquí hay un sitio para ti, quédate.