miércoles, 28 de septiembre de 2016

Rencores

No es así como imaginaba el perdón, encadenados los noes, sin momentos donde florezcan lágrimas.
Corazones vivos desnudos al sol, tiernos los remordimientos que gritan no, no, no... Acaso estoy soñando? Miles de días vacíos llenos de espera con flores en la boca, sonrisas, síes... Ahora, es no.
Qué pena aquellos silencios venenosos que han llenado de cenizas mis recuerdos. Qué pena que los harapos tapen lo que fuera gloria y mañana. Hemos caído de manera anónima y se paga con días sin ti, con días sin mí. No, es no.
Se enciende la vertiginosa memoria y me pregunto en qué lugar del corazón se halla el perdón. No hay perdón, porque no tengo tiempo de salvarme.

Bajo licencia #SafeCreative

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diviértete en Casa Encantada y déjame un lindo comentario. Aquí hay un sitio para ti, quédate.