miércoles, 4 de marzo de 2015

AUSENCIAS EN TU NOCHE Y EN LA MÍA.


Desvaríos del alma en la noche sin horas. Cabalgan los sueños a lomos de un susurro para no despertar el mañana, para no ver la desgarrada realidad de distancias y despedidas. 
Ahora son caricias, mañana..., mañana no me importa si no hay palabras. Un brillo de estrellas anuncia que la noche es larga, viene con el parpadeo del invierno y pienso que no debería abrir los ojos si tras la oscuridad, me espera el frío, la escarcha, su ausencia....
Tal vez si cuento cuántos besos mide su cara, se olvide de volar y despertemos sobre la paz de los campos, bajo el torbellino de su ojos de mar, de cielo, de años echados en corazón roto.
Vete ya, deja tu adiós en el camino hasta que el poeta valore la palabra, entonces sabremos si hemos acertado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diviértete en Casa Encantada y déjame un lindo comentario. Aquí hay un sitio para ti, quédate.