sábado, 28 de febrero de 2015

VERSO LIBRE


- No busco comprensión en la queja y en la pena, más bien soy una exaltada vitalista que proclama la necesidad de la risa - Y se levantó dejando atrás a aquellas mujeres y su padecimiento existencial.

Su piel no tenía el color del arroz, ni cubría los brazos en señal de recato porque ella, a diferencia de las demás, no estaba sujeta a la temporalidad. No le gustaba compartir sus vicisitudes personales con aquellas cotorras que jamás captarían la emoción velada que se esconde en una sonrisa, así que se refugió en el humeante café que la induciría a uno de sus diarios análisis introspectivos.

- En su belleza solo cabe oportunidad - Se escuchó en el salón- Pero ella sonrió y se sumergió en el delicioso placer de saberse verso libre..., y anónimo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diviértete en Casa Encantada y déjame un lindo comentario. Aquí hay un sitio para ti, quédate.