sábado, 5 de marzo de 2011

HISTORIA PARA EL SÁBADO. Las pirámides de Egipto.

Egipto, misterioso y eterno. No conozco a nadie que quede indeferente a esta cultura, todos alguna vez en la vida nos hemos preguntado cómo sería el Egipto de los faraones.
Ahora que esa zona es noticia no precisamente por su historia, vamos a recordar aquí cómo hace más de cuatro mil años, unos hombres construyeron los monumentos más antiguos del mundo aún en pie.
Os subiré el documental completo, que tras su visualización me ha parecido interesante, recordad que solo soy una aficionada y por lo tanto mi opinión es solo un consejo
Estoy buscando algunos que en su día vi y me encantaron, como aquel que se basa en una tablilla hallada en una excavación arqueológica que recoge el juicio a unos ladrones de tumbas. Siglos y siglos después, destapamos una historia auténtica, con personajes de carne y hueso que sufren, ríen y viven.
De momento, viajemos al viejo Egipto de la mano de estas maravillas del mundo antiguo: las pirámides.
"El hombre teme al tiempo pero el tiempo..., solo teme a las pirámides"










2 comentarios:

  1. Mare mia, Pepita, menudo Karma el de los egipcios, toda su santa vida trabajando la piedra, haciendo tumbas para los faraones, los faraones desde bien jovencitos diseñando su tumba, que fuera la más segura de todas, ufffffffffff, vaya asquito de vida,y tumbas, tumbas, tumbas, que asquito de vida, no?.
    Jajajajaaja, esta tarde "toy" contenta.
    Ale guapa, a vivir que son dos dias.

    evisssssssss.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí chica, ya ves... Toda una vida dedicada a la muerte. Todavía hay quien piensa que esta vida es para sufrir, "un valle de lágrimas" y yo opino justo lo contrario, que hemos venido a ser felices y la felicidad está dentro y no fuera de nosotros. Sólo así nuestra vida será realmente plena.
    Me alegra que estés contenta, Evis, eso es lo que necesita esta casa, gente feliz.
    Muchos besos guapa.
    Pepita

    ResponderEliminar

Diviértete en Casa Encantada y déjame un lindo comentario. Aquí hay un sitio para ti, quédate.