lunes, 27 de diciembre de 2010

VILLA EXCÉLSIOR HA SIDO VENDIDA


Ahí está, Villa Excélsior junto a la dama que fue su última moradora, Esther Méndez de Andés, a la que en su día ya se hizo referencia en este blog.
Esta mañana me desayunaba con la buena noticia, Villa Excélsior ha sido vendida y aunque no sabemos ciertamente que harán con ella, todo apunta a que se convertirá en un hotel.
Como no podía ser de otra manera, es Zanobbi quien me ha dado la noticia y he pensado que en esa casa llena de recuerdos, habita también el alma de nuestro amigo, gracias a él, la memoria de esta vieja mansión ha permanecido hasta nuestros días. Él, cuan dios egípcio, le otorgó el don de ser nombrada y por lo tanto, de su existencia. Ahora pienso que igual que Esther siempre seguirá allí, Zanobbi permanecerá en algún rincón intocable de la villa. Tal vez en las cristaleras, pero me inclino a pensar que su alma vivirá en la cúpula, rodeada de estrellas.
Ahora que su futuro se augura brillante, la melancolía de las ruinas nos acompañará a todos los que un día la descubrimos en el blog "El Jardín de Villa Excélsior", donde hemos sufrido, soñado, reido... Pero sobre todo hemos soñado, sueños que veían a la reina en pie, tocada con su brillante cúpula verde, rodeada de fragantes jardines exóticos, sensuales algunas veces, lujuriosos otra.
Ahora quedará el recuerdo de lo que fue, su historia, sus moradores.... Pronto, cientos de ignorantes a Esther se sentarán en su jardín a tomar café, atreviéndose si la autoridad no lo impide, a fumarse un denostado cigarro. Pero el humo de esos cigarrillos no será reconocido por la reina, pues no fumarán tabacos Excélsior, aquellos que la pusieron en pie. Sus nuevos y puntuales moradores subirán las escaleras ataviados con pantalones cortos y recorrerán sus pasillos hablando de cosas que la casa no conoce... Sus habitaciones se llenarán con el sonido de las televisiones y la reina se preguntará: ¿Quiénes son estos que corren por mis venas?
Me pregunto si respetarán la esencia de la casa, si no la violarán con muebles imposibles y estancias pintadas de negro. Si lo hacen, habrán creado un Frankestein de esos que ahora se fabrican en cadena y yo..., no querré verla.
Para más información, podéis visitar el blog de Zanobbi
http://zanobbi.wordpress.com/2010/11/19/vendida/
Ahora, os dejo con fotos de la villa, si algún día la visitáis ya convertida en hotel, recordad como fue.


2 comentarios:

  1. Te dejé un comentario aquí, pero no sé QUÉ has hecho con él...
    ¿Estás bien?
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola primor! Estoy bien, tengo trabajo y ando un poco despistadilla, pero bien.
    No sé que le ocurre al blog, el otro día, una amiga me dijo que me había dejado un comentario pero no me aparecía y con el tuyo ha debido pasar igual. Qué raro. TEngo que solucionarlo porque se ve raro sin comentarios.
    Muchos besos y muchas gracias, te escribo luego.

    ResponderEliminar

Diviértete en Casa Encantada y déjame un lindo comentario. Aquí hay un sitio para ti, quédate.